Las islas Canarias tienen en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) y Universidad de La Laguna (ULL) los centros tecnológicos más grandes para afrontar crecimientos en el norte de África. La fuerza laboral de estos espacios académicos ha sido un factor decisivo para para múltiples sociedades que han optado por emplear la Zona Especial Canaria (ZEC), área de baja tributación autorizada por la UE, para potenciar el desarrollo del archipiélago.

Ya Canarias no está en el discurso analógico de empaquetar ordenadores y mandar contenedores con tuberías de goma a puertos de África como centro intercambiador de mercancías. Hay retos como dar cobertura a empresas de biotecnología y experimentación en energías innovativas.

El tiempo de respuesta desde que se presenta una solicitud de ingreso en el «selecto club de empresas ZEC» es corto. Las autoridades canarias no quieren que la ZEC sea un coladero fiscal de sociedades como le ha pasado a Irlanda o Luxemburgo.

A pesar de las estadísticas alarmistas procedentes de academias que tienen que vender cursos, hay un altísimo índice de jóvenes canarios que hablan inglés con fluidez. Los datos oficiales de 2016 indican que Canarias es el mercado con mayor proporción de jóvenes de 25 a 29 años con educación terciaria de España. Es la población más jóven de España. 13.000 estudiantes han contado con formación Erasmus.

La concentración de ingenieros y otros especialistas no presenta un desafío. Los trabajadores y la sociedad perciben muy bien a las empresas internacionales. Los canarios llevan cinco siglos haciendo negocios entre América, Europa y África.

La ULPGC cumple 30 años. Cuenta con alrededor de 22.006 estudiantes este 2018-19. El rector de la ULPGC, Rafael Robaina, tiene patente propia y aboga por una reforma del sistema universitario que genere mayor velocidad para dar salidas a los profesionales que se forman en las islas.

La ULPGC tiene 386 convenios con empresas e instituciones, 3.409 estudiantes en prácticas anuales, 39 becas de formación en empresas, 115 grupos de I+D+i, 11 institutos de investigación, 173 proyectos y convenios de investigación vigentes, 109 tesis doctorales leídas, 12 patentes, 445 sexenios vivos, 413 publicaciones en Scopus y 631 publicaciones Wos.

La ULL tiene 200 años y acoge a 25.000 personas. Oferta 45 títulos de pregrado, 30 másteres oficiales, 52 programas de doctorado y 25 másteres únicos en esta universidad. La Otri de la ULL tiene en 2018 un total de 326 proyectos, nueve patentes autorizadas y 16 en fasde de aprobación, 53 proyectos con la UE, 22 «spin-off».

La ZEC, autorizada por la UE, no está saturada en términos de inversiones: hay suficientes empleados para trabajar para nuevas empresas e inversores. El potencial de talento del mercado puede ofrecer una velocidad mucho mayor de gestión del cambio que países vecinos más grandes, competidores y economías maduras en el oeste de África y, además, en Eurozona.

Los incentivos gubernamentales, la ZEC y un grupo confiable de talentos han demostrado atraer a empresas de una variedad de sectores a Canarias. El floreciente sector de biotecnología y la energía renovable es sin duda prometedor.

Requisitos legales para acogerse a la Zona Especial Canaria

Canarias es un territorio muy particular por su emplazamiento, geografía y también por sus disposiciones económicas, fiscales y comerciales. Para empezar, en Canarias no existe IVA como en la Península, sino que se aplica el IGIC o Impuesto General Indirecto Canario, que se rige por diferentes tipos.

Otra de sus particularidades económicas es la ZEC o Zona Especial Canaria, que permite a las empresas acogidas disfrutar de beneficios como un tipo menor en el impuesto de sociedades, entre otras cosas.

Qué es la ZEC o Zona Especial Canaria

La ZEC es un instrumento económico creado por el Estado y la comunidad autónoma de Canarias dentro del marco del Régimen Económico y Fiscal de Canarias.

La ZEC está regulada por la Ley 19/1994, de 6 de julio y fue aprobada por la Comisión Europea en el año 2000. Su objetivo es el de promover el desarrollo económico y social del archipiélago, así como diversificar su estructura productiva.

En otras palabras, la ZEC busca fomentar la creación de empresas y de tejido empresarial en Canarias a través de una zona de baja tributación.

Ventajas de la ZEC

Los impuestos son el principal caballo de batalla de la ZEC. Quienes se encuentran dentro de su marco pagan menos tributos que en el resto de regiones de España e incluso dentro de las propias Islas Canarias.

Esta baja tributación dentro de la ZEC afecta al Impuesto sobre Sociedades, el Impuesto sobre la Renta de No Residentes, el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales e incluso el IGIC.

En el Impuesto sobre Sociedades se aplica un tipo reducido del 4% sobre un máximo del 30% del importe de la cifra de negocio de la entidad de la ZEC y unas cantidades máximas, siempre que se cumplan determinados parámetros de creación de empleo.

En concreto, el tope de la base imposible será de 1.800.000 euros en Gran Canaria y Tenerife para empresas con 5 empleados y 500.000 euros adicionales por cada empleado hasta un máximo de 50. Quienes cuenten con más de 50 trabajadores podrán aplicar ese tipo y reducir sin límites hasta alcanzar el máximo del 30% de la cifra de negocios. Para el resto de islas y regiones se mantienen las cifras con la salvedad de que para el primer tramo basta con generar 3 empleos.

Las empresas acogidas a la ZEC también están exentas del pago en el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados para la adquisición de bienes y servicios destinados al desarrollo de la actividad en el ámbito geográfico ZEC, así como para las operaciones societarias, a excepción de la disolución de la empresa. Tampoco deberán abonar los Actos Jurídicos Documentados por las operaciones dentro del marco ZEC.

Se encuentran exentas del IGIC las entregas de bienes y prestaciones de servicios que realicen, entre sí, entidades de la zona ZEC, y las importaciones de bienes que realicen estas entidades.

Por último, también hay beneficios en el Impuesto sobre la Renta de No Residentes con diferentes exenciones. Las más importantes son las relacionadas con la retención sobre los dividendos distribuidos por las filiales ZEC a sus sociedades matrices residentes en otro país, así́ como los intereses y demás rendimientos obtenidos por la cesión a terceros de capitales propios y las ganancias patrimoniales derivadas de bienes muebles obtenidas sin mediación de establecimiento permanente.

Requisitos para acogerse a la ZEC

Las empresas que quieran disfrutar de las ventajas de la Zona Especial Canaria deberán cumplir ciertos requisitos. Las condiciones para ser entidad ZEC son las siguientes:

Ser persona jurídica o sucursal de nueva creación con domicilio social y sede de dirección efectiva en Canarias, es decir dentro del ámbito geográfico de la zona ZEC.

Contar por lo menos con uno de los administradores o representantes legales con residencia efectiva en Canarias

Inversión mínima de 100.000 euros en activos fijos durante los dos primeros años para operaciones en Gran Canaria y Tenerife o de 50.000 euros en el resto de las islas en activos fijos durante los primeros años.

Crear un mínimo de 5 puestos de trabajo en Tenerife y Gran Canaria y 3 en el resto de las islas durante los 6 primeros meses y mantener ese promedio. Estos límites coinciden con los que dan derecho a disfrutar de un tipo reducido.

Desarrollar actividades permitidas dentro de la ZEC.

Además de cumplir con estos requisitos también es necesario solicitar y recibir autorización del Consejo Rector del Consorcio de la ZEC. Para lograrla es necesario presentar una memoria descriptiva de la actividad y esperar al visto bueno del consejo para que inscriban la empresa dentro del Registro Oficial de Entidades ZEC.

Fuente: businessinsider.es, abc.es